¿Están tus datos seguros en tu Móvil?

¿Están tus datos seguros en tu Móvil?

Qué ocurre con tus datos si te roban el teléfono

La era de la telefonía móvil se asienta cada vez más en el mundo en general y en España en particular. Vivimos en un país donde más del ochenta y siete por ciento de la población adulta posee un Smartphone. Cada uno de esos dispositivos están diseñados para su conexión automática y continua a Internet.

Tecnologías como el GPS, el Wi-Fi, 4G, NFC o Hotspot requieren de una conexión a la red para poder ser utilizadas. Y, por supuesto, las aplicaciones que las utilizan, desde Google Maps hasta Facebook, pasando por aquellas de las entidades bancarias que controlan los detalles de la cuenta corriente o hasta revisar las noticias de última hora.

Esto hace que pasemos nuestra vida conectados. Pero a diferencia de un ordenador portátil donde sí que somos más conscientes del peligro que entraña el uso de Internet, el móvil aún creemos que nos pertenece, que los datos que en él introducimos no corren el riesgo de ser comprometidos o que no hay nadie intentando hacerse con ellos.

Los peligros reales del uso del móvil

Y es que un Smartphone no es más que un ordenador portátil de bolsillo. Funciona gracias a un sistema operativo, permite instalar y desinstalar programas, podemos navegar por Internet gracias al mismo navegador con el que lo haríamos con el ordenador, usando los mismos códigos y páginas web.

No obstante, sí que existen diferencias que lo hacen incluso más atractivo para los hackers. El uso de las aplicaciones de mensajería instantánea, como Whats app o Messenger de Facebook son minas de datos personales y conversaciones privadas sin encriptar hasta hace bien poco. Las versiones recientes sí incluyen un mecanismo de encriptación de mensajes entre los integrantes de una conversación, pero hasta esa versión (lanzada en 2017) todo lo que se decía podía ser de dominio público solamente accediendo a nuestra cuenta, si lograban entrar en nuestro dispositivo.

Uno de los casos más flagrantes de hackeo de móviles lo sufrieron más de 100 personas de la industria del entretenimiento y la música en 2014. Un hacker, Ryan Collins, logró sortear las contraseñas y preguntas de seguridad de Jennifer Lawrence o Kate Upton, entre otros, para acceder a sus datos personales y publicarlos en Internet. Collins logró colarse en los correos electrónicos y en las cuentas de iCloud de la nube de Apple para hacerse con unas fotos que ya han dado la vuelta al mundo.

Es un problema creciente tan importante que incluso el CNI, el Centro Nacional de Inteligencia, ha publicado un informe de buenas prácticas para usar el móvil de forma segura y evitar ciberataques.

10 consejos para proteger la información que llevas en tu móvil

  • El dispositivo móvil debe de estar protegido mediante un código de acceso robusto asociado a la pantalla de bloqueo o, en su defecto, una huella dactilar digital.
  • Se debería usar la tecnología que ofrece el móvil de cifrado para proteger todo el contenido del móvil.
  • Actualizar el sistema operativo y las aplicaciones debería ser prioridad, ya que con cada actualización, se mejoran las opciones de seguridad y se eliminan posibles infecciones que no funcionan en las nuevas versiones.
  • Con respecto al uso de conexiones USB por cable, no se recomienda conectar el móvil a puertos USB desconocidos, ni aceptar conexiones desde ordenadores dudosos.
  • Es importante, también, deshabilitar todos los interfaces de comunicaciones inalámbricas del dispositivo móvil (NFC, Bluetooth y BLE, Wi-Fi, GPS, etc) si no van a ser utilizados de forma inmediata y permanente.
  • No conectar el dispositivo móvil a redes Wi-Fi públicas abiertas o hotspots Wi-Fi que no implementan ningún tipo de seguridad.
  • No instalar ninguna aplicación móvil (app) que no provenga de una fuente de confianza, como los mercados oficiales de Android, Google Play, o Apple, App Store.
  • Se recomienda no otorgar permisos innecesarios o excesivos a las apps, limitando así los datos y la funcionalidad a la que éstas tendrán acceso.
  • Siempre que sea posible se debe hacer uso del protocolo HTTPS.
  • Se deben realizar copias de seguridad (backups) periódicas, y preferiblemente automáticas, de todos los contenidos del dispositivo móvil que se desean proteger y conservar.

Estos consejos son básicos para proteger nuestra privacidad y los datos que almacenamos en el dispositivo móvil. Y aunque no son infalibles contra hackers sí que les ponen muros contra nuestro contenido. Gracias a esto, podremos disfrutar de un uso y navegación en el móvil mucho más segura y tranquila.

Si tienes dudas acerca de si tus datos personales, o los de tu familia, pudieran circular en sitios inseguros o ilegales de Internet y en lo sucesivo estar al tanto si alguno de ellos pudiera encontrarse comprometido, una buena opción sería contratar los servicios de algún proveedor que escanee tus datos para localizar si alguno de ellos circula en Intertnet expuesto a los ojos de posibles delincuentes o criminales.

OwlDetect, por ejemplo, monitoriza, detecta y te alerta en el supuesto de que alguno tus datos personales registrados en este servicio pudieran encontrarse en la internet profunda (Dark Web) o en webs no indexadas, pudiendo haber caído en las manos equivocadas. De esta manera puedes reaccionar y adoptar las medidas necesarias para protegerte tu identidad y tus intereses económicos. Si quieres más información puedes acceder desde aquí.

Recuerda que nunca serán demasiadas las precauciones que puedas tomar para ello.

 


Más info de Owl