Grandes Empresas y el robo de datos personales

Las grandes empresas tampoco se libran del robo de datos personales

Internet se puede entender como la red definitiva de nuestro tiempo. Es un espacio hiperconectado donde todos los usuarios se relacionan entre sí, en tiempo real y sin importar su procedencia ni desde qué lugar del mundo acceden a él.  Es tal su capacidad de interacción y posibilidades de conectividad que de alguna manera se ha convertido en una necesidad para la sociedad actual.

Es tal su incursión en la vida de las personas, que da la sensación de que si algo no está en Internet, no existe. Sus posibilidades, todavía por definir, nos hace la vida más fácil. Utilizamos las herramientas que nos ofrece para realizar labores del día a día que antes suponían un verdadero dolor de cabeza. Usamos la aplicación de la entidad bancaria para realizar transferencias, hacemos la compra del mes, nuestro libro favorito, hablamos con nuestros conocidos y nos relacionamos con nuestros compañeros de trabajo a través de Internet.

Las empresas “se mueven” en la Red

Pero no sólo Internet ha facilitado la vida de las personas, también la de las grandes corporaciones internacionales. No se entiende la globalización sin la Web. Las grandes compañías operan en el mundo entero gracias a las posibilidades de la red y saben que parte de su éxito recae en el uso que hacen de las posibilidades de Internet.  Aunque en muchas ocasiones, al igual que con los usuarios de a pie, se convierten en objetivo de los hackers. Internet es el mejor aliado de las empresas, aunque también se puede convertir en su perdición.

 

Yahoo! y Sony: objetivo de los hackers

Varias empresas, incluidas en el mundo de la tecnología, han sufrido de ataques de hackers. Un ejemplo reciente le ocurrió a la multinacional estadounidense Yahoo!. Esta empresa es considerada una de las que más clientes atrae en el mundo. Entre sus principales portales destacan su motor de búsqueda Yahoo! Search, su página principal y los diferentes sub-portales como su canal de Finanzas, de Noticias, de correo electrónico, de gestión de contactos y un largo etcétera. Según un informe de finales del pasado diciembre, se calcula que más de 700 millones de personas en el mundo accedieron a alguno de los servicios de Yahoo! de más de 30 países cada mes, provocando unos beneficios de más de cinco mil millones de dólares el pasado año.

Una empresa tan grande, con tantos usuarios e información sensible de los mismos, y dedicada a la tecnología, podría dar la sensación de que es un fuerte inexorable donde sería imposible irrumpir. No obstante, los hackers han demostrado lo contrario.

Tanto en agosto de 2013 como en septiembre de 2014, más de mil quinientos millones de cuentas de usuarios fueron hackeadas. Los piratas lograron acceder a nombres, direcciones de correo electrónico, números de teléfono, fechas de nacimiento, contraseñas y, en algunos casos, a preguntas y respuestas encriptadas o sin cifrar de sus clientes. Convirtiéndose en el mayor caso de robo de datos de usuarios hacia una sola empresa de la historia.

La empresa ni las autoridades han dado con el o los autores del robo e incluso siguen investigando también la posibilidad de que los intrusos que penetraron en su servicio estén utilizando cookies que les permiten acceder a las cuentas de los usuarios sin necesidad de tener las claves correspondientes.

Este ejemplo no es único. Hay empresas que también han sufrido ataques de piratas en más de una vertiente de su actividad. La multinacional japonesa dedicada al entretenimiento Sony es una de ellas y, además, por partida doble.

La división de videojuegos Playstation Network de Sony anunció en abril de 2011 que más de 77 millones de cuentas de usuarios (prácticamente todas las que tenían) habían sido comprometidas tras un ataque informático externo. Los hackers lograron entrar a los bancos de datos de los clientes y sustraer números de tarjetas de crédito con su fecha de caducidad, nombres, direcciones postales, correos electrónicos, nombres de acceso y contraseñas. Por este motivo Sony suspendió totalmente los servicios hasta seis días.

Por otra parte, más reciente fue el robo de correos electrónicos conocido como Sony Leaks que sufrió el gigante nipón en noviembre de 2014. Esa vez, el ataque se produjo en la división de Sony Pictures, y fue dirigido hacia los empleados y directivos de la compañía y expusieron numerosos datos privados de los mismos y correos electrónicos entre los directivos y las empresas. Así como información confidencial relacionada con nuevos proyectos y producciones en curso.

Ambas empresas manejan información sensible de usuarios reales. Personas que confían en ellas para depositar y proteger su información privada. Nombres y apellidos, detalles de cuentas y tarjetas bancarias, teléfonos móvil y direcciones, etc. Todos esos datos quedaron al descubierto en ambos ataques por lo que de nuevo, el mayor perjudicado son los usuarios.

Actúa para protegerte - Toma precauciones

Si tienes dudas acerca de si tus datos personales, o los de tu familia, pudieran circular en sitios inseguros o ilegales de Internet y en lo sucesivo estar al tanto si alguno de ellos pudiera encontrarse comprometido, una buena opción sería contratar los servicios de algún proveedor que escanee tus datos para localizar si alguno de ellos circula en Intertnet expuesto a los ojos de posibles delincuentes o criminales.

OwlDetect, por ejemplo, monitoriza, detecta y te alerta en el supuesto de que alguno tus datos personales registrados en este servicio pudieran encontrarse en la internet profunda (Dark Web) o en webs no indexadas, pudiendo haber caído en las manos equivocadas. De esta manera puedes reaccionar y adoptar las medidas necesarias para protegerte tu identidad y tus intereses económicos. Si quieres más información puedes acceder desde aquí.

 


Más info de Owl