¿Qué es el Phishing y cómo usan datos sin tu control?

Entérate quién está detrás del phising y a dónde van a parar tus datos

Seguramente has escuchado hablar alguna vez de este peligro de Internet. El Phishing es un intento de obtener tu información personal o bancaria, a través de comunicación electrónica. El objetivo de este tipo de actividad es cometer un fraude, robándote datos personales como tus números de tarjetas o datos bancarios, y suplantar tu identidad. 

¿Cómo sucede?

Un día revisando tu correo electrónico te das cuenta de que tu banco te envió un mensaje en el que  te piden que respondas con los datos de tu cuenta, la información de tu tarjeta, tu PIN y tu nombre completo. La razón que argumentan muchas veces es la verificación de la cuenta e incluso la prevención de fraudes, por irónico que parezca.

En la mayoría de las ocasiones, te piden que hagas clic en un enlace que te lleva a una página que visualmente es idéntica a la de tu banco. Al ingresar tus datos como usualmente lo haces, lo que realmente estás haciendo es enviando tu información a través de una página falsa, que no te llevará a ingresar a tu cuenta, sino a entregar tus datos a un criminal.

Quién está detrás

Criminales que desean robar tu información para obtener dinero de manera ilegal. Y no solamente se trata de ladrones llevando a cabo un delito aislado. Se sabe ahora que la mayor parte de los ataques provienen de organizaciones criminales con recursos abundantes, que contratan especialistas y crean estrategias cada vez más sofisticadas para engañar a los más vulnerables. Robar datos se ha convertido en un ingreso seguro para este tipo de organizaciones.

Cómo protegerte

A pesar de que las técnicas que utilizan los criminales son cada vez más sofisticadas, es también cierto que los usuarios se han vuelto cada vez más hábiles para reconocer los intentos de robar su información. Aún así, se calcula que el impacto anual mundial del phishing es altísimo, alrededor de 5 billones de dólares.

Para evitar ser víctima del Phishing, te presentamos algunos consejos que pueden ayudar a protegerte de estos ataques:

  • Nunca hagas clic en enlaces que hayas recibido por correo o que aparezcan en un anuncio. Escribe la dirección del sitio que quieres visitar directamente en la barra de tu navegador, para asegurarte que no serás re-dirigido a un sitio falso.
  • Pide tus estados de cuenta bancarios constantemente y revisa que no aparezca algún cargo que tú no hayas realizado.
  • Si recibes algún correo electrónico de tu banco o alguna entidad financiera, y tienes dudas acerca de la veracidad de la información, llama por teléfono directamente o acude a la sucursal personalmente. No respondas el correo.
  • Tu banco NUNCA te pedirá información personal o de tus cuentas por correo. Reporta cualquier intento de obtener tus datos
  • Revisa que la página en la que ingresas tu información bancaria sea una dirección segura. Debe iniciar con https:// y debe aparecer un candado cerrado en la barra del navegador.

Con criminales al acecho, lo mejor que puedes hacer es estar siempre alerta, informado y recurrir a herramientas que te brinden seguridad y protejan tus datos.  Existen herramientas que te alertan de los posibles riesgos y te ayudan a prevenir ataques.  Te alertan si encuentran actividad sospechosa y te ayudan a crear estrategias para que tus datos estén seguros. 

OwlDetect, por ejemplo, monitoriza, detecta y te alerta en el supuesto de que alguno tus datos personales registrados en este servicio pudieran encontrarse en la internet profunda (Dark Web) o en webs no indexadas, pudiendo haber caído en las manos equivocadas. De esta manera puedes reaccionar y adoptar las medidas necesarias para protegerte tu identidad y tus intereses económicos. Accede a más información aquí. 

 


Más info de Owl